¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Gustavo Marinaro, diseñador de joyas únicas

por / Viernes, 07 Septiembre 2018 / Publicado enBlog MuaA

Hoy en MuaA tenemos el placer de presentar a Gustavo Marinaro, creador de joyas únicas. Argentino que lleva ya 26 años viviendo en Madrid. Nos cuenta cómo fueron sus inicios, las distintas etapas por las que ha pasado y esas pequeñas cosas que son fundamentales en este mundo de locura.

Gustavo Marinaro, diseñador joyas únicas

  Gustavo Marinaro lleva una vida dedicado a imagen. Viviendo en Argentia, a edad temprana, fue encargado de relaciones públicas de Christian Dior Monsieur. Tras 11 años de trabajo terminó su relación con la franquicia tras un traspaso, donde los nuevos dueños consideraban que las relaciones públicas no servía para mucho, por lo que negoció la salida y se vino para España a parar un mes sabático y de reflexión.

Una vez aquí, por el año 1991, descubre un Madrid que era una ciudad con intención de ser cosmopolita pero sin ser lo que es ahora. No eran los edificios ni era la locura que se vive ahora. Su extracción toda la vida fue de protocolo. De ahí que publicase un libro de imagen personal (Su imagen, el primer paso hacia el éxito, 1994), uno de protocolo (Guía de protocolo diario, 2005) y después otros dos libros más vinculados a la narrativa y demás. (Wallis Simpson. Su vida, sus joyas. Y, La Navidad. Encanto y misterios de una tradición, 2007)

Impartió cursos de protocolo hasta que un catering le solicitó clases para enseñar a servir a sus camareros a servir las mesas. “¡Pues claro! Yo les enseño Estoy acostumbrado a enseñar como se sirve en una casa particular y como se sirve en un restaurante no varía mucho“, nos comenta. Ahí empieza a investigar el trabajo, estudia y analiza todo, no se queda quieto nunca.


Creo que por más éxito que tengas, si te lo crees, empieza tu fracaso. Los verdaderos artistas  trabajaron e hicieron cosas hasta el día de su muerte. Fundamentalmente seguimos aprendiendo, del que se cree que lo sabe todo, mal va…”


Gustavo Marinaro trabajando una pieza

Hablamos de una época previa a la crisis en la que el dinero fluía y una cosa le llevo a otra y terminó haciendo decoración de evento, dándosele muy bien y trabajando mucho y muy duro. En el 2004 se casaba el príncipe y le dicen: “¿Tú no hablarías de las joyas de las casas reales?”  Y ese fue su comienzo en la realización de especiales para una revista. Algo muy divertido porque contaba donde empezó un collar y donde terminó, en una época en la que todavía las joyas de las casas reales no estaban protegidas como ahora en fundaciones.


“Las joyas siempre me atrajeron aunque no las usaba. Mi abuela me hablada esta piedra y esta otra… una anécdota”


Tras algunos problemas decide tomarse un tiempo y cuando vuelve a estar centrado ya estábamos en plena crisis… pero una amiga le pide que le haga un broche para su sombrero de cazadora. “¡¡En mi vida había hecho yo un joya!! Había leído y leído sobre técnica…” Ocurre que Gustavo Marinaro es muy hábil con las manos y es creativo. Entonces cogió algo de estaño, compró unas piedras, unas plumas y unas hojas de la finca de su amiga, lo pulió, lo lijó y realizó un broche -hace un circulo con las manos del tamaño de una naranja y nos aclara que las joyas de los cazadores suelen ser pequeñas- y se lo puso en el sombrero. La amiga en-can-ta-da. Al día siguiente empezaron a llamar la amigas para que les hiciese uno.


“A partir de ahí dije: a ver si aquí hay negocio”


Se puso a trabajar muy duro, realizó cursos de joyería e inauguró su primera exposición 2015. Desde entonces realizó colecciones, participó en pasarela y luego más cosas que se involucró, hasta llegar a ser el Secretario de la Asociación de Joyas de Autor y ahora se postula para la vicepresidencia.

Para Gustavo Marinaro hay unos factores que son fundamentales: trabajar en equipo, trabajar con gente buena y trabajar con gente luchadora.


“A mí me viene uno que se la juega de protagonista, le digo: mira… yo también soy protagonista, el que yo te ponga mis joyas te cuesta tanto.  Como todo el mundo, yo necesito y quiero ganar dinero pero hay cosas que para mi son fundamentales, como el factor humano. Este factor, hace que una empresa sea grande o que se vaya a pique, el respeto hace que crezcas o no crezcas como persona.

Este tipo de emprendiendo como el que estáis haciendo desde MuaA me fascina.”


Gustavo nos narra como vivimos en un mundo de gente loca, de gente agresiva, de gente trepadora. Indicándonos que si no se dan la mano entre los creadores, los creativos, los que luchamos día a día… ¿qué vamos a hacer? Él, en su trabajo, que se está abriendo al exterior, nos cuenta que es todo dinero, dinero y dinero, que todo es dinero. Cualquier paso que quieras dar es dinero, dinero y dinero. “Es la única manera” nos dice. Cuando se presenta una oportunidad así y dices que si. Tiene que ser un si incondicional. No se trata de pisar a nadie, cada día y en la medida que van pasando los años, te encuentras con que tienes que ayudar. Gustavo Marinaro apuesta por el trabajo en equipo.


Es la clave, porque uno sólo te quedas aquí -indicando una altura media con la mano- y de ahí no sales. Vosotras solas se quedan donde están, yo me quedo donde estoy. Ni soy el dueño de la verdad ni tengo los recursos para hacerlo yo solo, la clave es la unión. La unión hace la fuerza. Hay que tenerlo clarísimo. Y luego ser buena gente, ir de frente, si no te gusta algo decirlo con respecto y yendo de frente“.


colección beréber Gustavo Marinaro

Cuéntanos Gustavo Marinaro que materiales utilizas:


” Utilizo piedras volcánica, coral bambú, … Uso piedras porque el tacto y el contacto en lo natural para mi es fundamental. Mi fuente de inspiración son las voluptuosas líneas de la mujer y las formas de la naturaleza. Las caprichosas formas. Siempre veréis curvas, movimiento.”


piezas de sus colecciones Gustavo Marinaro

Nos muestra piezas de su colección beréber  y de la colección de verano.

Como a todo colaborador del evento también le preguntamos por él, que le parece esta iniciativa:

“Me parece un evento muy valioso desde el punto de vista de la difusión de lo que es el trabajo de los creadores y de los creativos. Me parece muy loable porque con la complicación de épocas que n os toca vivir, el emprender algo es muy importante, todo conlleva dinero y esfuerzo, trabajo, poner ilusión y yo, lo aplaudo. Siempre que puedo hacer cosas como ésta, las hago. Luego sirven como precedentes, la primera vez que se hace puede tener carencias… pero todo es susceptible de mejoras. Ahora, si no empiezas, nunca puedes mejorar.”

“Repetiría, inicialmente por la buena química que veo entre las personas que conocí, luego repetiría si todo sigue bien y sale bien. Claro que repetiría.”

trabajando gustavo marinaro

¿Os gustaría conocerle y comentarle en persona como sería vuestra joya ideal?

Os dejo enlace para ver las colecciones tan estupendas de Gustavo Marinaro en su web.

Saca tu entrada!!  Y ven a ver sus creaciones en  #BodaMuaA`18

SUBIR