¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Jesús y África: Una Boda Saharaui

por / Viernes, 04 Marzo 2016 / Publicado enBlog Adaby

El mes de febrero terminó de un modo especial. Entre otras vivencias, tuve la ocasión de asistir a una Boda Saharaui. Gracias a un viaje realizado a Smara; en los campamentos de refugiados saharauis en Tindouf (Argelia), junto a grandes compañeros, tanto de convivencia como de profesión. El motivo: el SaharaMaratón 2016. Un modo de aportar un granito de arena para contribuir con su causa: los 40 años de exilio del pueblo saharaui.

tarde romantica en las dunas

Pero vamos a la parte que nos interesa, este viaje va a dar para más de una entrada. Y hay mucho que contar. Os presento a unos de nuestros compañero de viaje: Jesús y África, miembros de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui Rivas-Sahel, (http://rivas-sahel.org/) que están muy implicados en la causa del Sahara Occidental.

 Desde hace unos años, gracias al proyecto de “Vacaciones en Paz” (http://www.madridconelsahara.org/vep.html), reciben en su domicilio a una de sus hijas con la que pasan los dos meses de verano, enseñándole otros modos de convivencia, pasando revisiones médicas y supliendo las carencias que en los campamentos tienen. A modo de agradecimiento, la familia de la pequeña, decidió celebrar en Smara una boda saharaui donde ellos, fueron los protagonistas. Me encantó estar allí y compartir esos momentos con todos ellos; y ahora, con vosotros.


“Para nosotros fue un gran detalle de parte de nuestra familia saharaui.” (África Sánchez)


boda saharauiComo en todas las bodas la gran protagonista ese día, es la novia. Hay que maquillarla y vestirla. Para ello, se pone en marcha todo el chiquillerío que hay por allí, todos quieren ver como lo hacen. Lo normal por aquí, es sentar a la novia en una silla y maquillarla ¿verdad? Pues imaginar lo que me llamó la atención cuando entré a la sala para tomar unas fotografías y me encuentro a África, tumbada en el suelo. La verdad es que se la veía cómoda.

Aquí las chicas no están muy conformes con su color de piel. Por ello, van siempre tan tapadas. Cubren cuerpo, cabeza y rostro con telas llamadas melfas y gafas de sol, también tapan sus manos con guantes. Así que maquillaron bien blanquita a nuestra novia como manda la tradición. Los ojos, oscuros junto con las cejas que pintaron de negro también y los labios con color. No tiene nada que ver con el modo de maquillar que tenemos por aquí. Tengo que decir que tiene mucho contaste y también su encanto.

maquillaje novia saharaui

En la cabeza pusieron un tocado de trenzas con cuentas en forma de flor, una tira dorada y otra blanca, que cubriría el rostro en el momento de la ceremonia.

El vestido consta de dos colores, para esta ocasión eligieron una melfa saharaui negra para llevar debajo y una blanca para poner sobre esta.

vistiendo a novia saharaui

No podía faltar la henna, un trabajo laborioso llevado a cabo por otra joven de la familia. Hizo el tatuaje por el dorso de las manos y también por las palmas. Le llevó cerca de las dos horas terminarlo, pero mereció la pena. Quedó, precioso.

colocacion vestido novia sharaui

Acompañaron las manos con joyas llamativas, doradas, grandes y con algún toque de color.

novia_saharaui


“Fue un honor que nos vistieran como ellos, haciéndonos sentir parte de su cultura y tradición.”

(África Sánchez)


Los chicos van también acompañando al novio, el padrino con darraha blanca y las del resto son en color azul. El traje del novio, azul con un turbante a juego que le ayudaron a colocar y al final, el mismo se puso. Es una fiesta constante, cantos de las mujeres saharauis por todas partes, palmas…


“Mi traje, constaba de dos melfas, una blanca y una negra (típicas de las bodas) no muy cómodas para mi ya que no estamos acostumbradas a llevarlas. La preparación del maquillaje fue larga, y el resultado fue una piel muy blanca y unos ojos muy negros, símbolos de belleza para las mujeres saharauis. 

Jesús fue vestido con una Darraha de color azul con ribetes marrones, traje típico del hombre saharaui.”

(África Sánchez)


 Tras la espera de ella, sale acompañada de todas las chicas para encontrar al novio que esta esperándola en la puerta de la haima donde coincidirán con los invitados.

Les sientan en la mesa nupcial y todos dan palmas, bailan y cantan alrededor. Cuando queremos darnos cuenta tenemos por allí a los vecinos que como han oído que hay una boda se han dejado caer. No pasa nada si no conoces a la gente, es algo que llevan dentro, su hospitalidad saharaui. Es motivo de alegría y lo comparten todos juntos.


“Lo que mas nos llamo la atención fue:

– El número de gente que asistió a la boda, gente que ni si quiera estaba invitada a la boda o no nos conocía. 

– La variedad de comida que hubo, podías ver desde magdalenas o palomitas a ensalada y pollo con patatas.

– Un aspecto que nos llamo mucho la atención incluso nos hizo sentir mal en ocasiones, es que lo niños no pudieran entran a la jaima y mucho menos comer nada.

– La mujer no podía reírse ni hablar con ninguno de los invitados, por respeto y vergüenza a la familia y amigos”

(África Sánchez & Jesús Olmos)



“En resumen, podemos decir, que estamos muy agradecidos con ellos, sabemos que fue un gran esfuerzo preparar la boda saharaui y nos halaga que lo hicieran por nosotros.”

(África Sánchez & Jesús Olmos)


Sin duda alguna, ha sido una gran experiencia. Vivirla junto a África y Jesús, un privilegio.

Gracias chicos por esta boda Boda Saharaui.

celebracion y baile en boda saharaui con invitados

Deja un comentario

SUBIR